domingo, 20 de marzo de 2016

El Milagro de la Vida

Dicen que cuando tienes un hijo la vida te cambia. ¡Sí! Pero lo que lo que no dicen es cómo. Nadie lo cuenta pero estoy segura que al llegar al paritorio te hacen firmar un contrato “te damos a tu hijo a cambio de tu sentido común”. No sé si será por el dolor del parto, alguna que lleva la epidural o, en el caso de ellos, los nueve meses de espera pero todos sin excepción firman. Entran siendo adultos normales de los que disfrutaban los sábados por la noche en Makkila y salen totalmente hipnotizados. Ahora sólo hablan de sacaleches, chupetes y faldones de Nanos.

De repente, pasan a tener en sus brazos una cosa arrugada, fea, que no hace más que cagar, comer y llorar (el orden y la intensidad puede variar pero las tres se repiten) y sin embargo para ellos es lo más bonita del mundo. Se han dado casos de señores que confundieron a sus hijos con cobayas alopécicas y sólo lo notaron cuando después de 3 meses seguían sin sostener la cabeza.

Este es un tema con el que estoy muy sensibilizada porque hace un mes mi hermana tuvo un bebe. Por suerte, mi sobrina es el ÚNICO bebe del mundo bueno que llora lo justo, come bien, duerme mucho y sobre todo es guapísima porque se parece a su tía. Mi sobrina es perfecta si no fuera por su caca, son igual de fétida que la de cualquier otro bebe.

Digo yo, ¿cómo es posible que una cosa de cuatro kilos haga cinco cacas al día? Me gustaría saber qué lleva exactamente esa leche y sobre todo, ¿cuándo hablaban de armas químicas de destrucción masiva en la ONU, hacen referencia a un ejercito de bebes con cagalera? Porque os aseguro que tres minutos encerrado en una habitación llena de pañales termina con el ejercito mejor entrenado. (A no ser que sea un ejercito de madres inmunes a cualquier desastre infantil)

4 comentarios:

►Nadush dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Addictforyou. dijo...

Buen post jaja http://addictforyou96.blogspot.com.es

►Nadush dijo...

Interesting post ! :)
NEW POST : THE COLORFUL THOUGHTS

Soldadito Marinero dijo...

Cinco al día??? horror! a mí me pasa algo parecido. Con los bebés y con los perritos. Las cacas... Un saludo!